Rebeca Valdivia
Personal Shopper

Desde muy pequeñita y bien entrada la adolescencia, mi madre me hacía la ropa. Mientras era niña decidía ella, pero ya de más mayor, cosa que se me ocurría o veía, mi madre, Maite Calvo, me la hacía, pero a mi manera. Siempre le daba “mi toque personal”.

Llegó una época en la que mi madre tuvo que dejar de coser y la verdad es que pasé muy mala racha. Tuve que empezar a comprar lo que me ofrecían las tiendas y nada me terminaba de convencer. Es más, ir de tiendas se convirtió en un suplicio para mí. Iba a regañadientes y enfadada porque nunca encontraba “eso que habitaba en mi cabeza”.

Pero todo tiene su lado positivo. Esa situación me sirvió para darme cuenta de que, aunque todos compremos lo que vemos en las tiendas, siempre te puedes llevar las prendas “a tu terreno”, darles un toque personal, “tu toque”, “tu identidad”.

Aunque profesionalmente soy secretaria de dirección, siempre he tenido esta gran pasión por la moda. Ocupa el mayor de los lugares en mi cabeza. En mi casa siempre he sido “la shopper” de la familia. Me encanta que me pidan que les acompañe a comprarse ropa, incluso más que comprarme a mí misma. Mi cabeza empieza a maquinar antes de ir. Y cuando consigo que esa persona se sienta bien consigo misma y con la imagen que proyecta hacia los demás, me resulta tan gratificante, genera en mí tal sentimiento que incluso a mi misma me parece desproporcionado!

Hace 4 años, me saqué el título de “Personal Shopper”, y …. por fin ha llegado!
MISS CLOV surge en su mayor parte de una grandísima ilusión, de una gran fuerza que me llega desde ahí arriba, y del ánimo de todos los que creen en mí. Es el momento de compartir esta brutal pasión, de aportar mi minúsculo grano de arena a este inmenso mundo de la moda. Con todo mi empeño y dedicación, y partiendo desde la nada, espero que os guste.

Miss Clov